Category

Blog

El túnel marítimo más grande del mundo

By | Blog

La construcción del túnel más grande para naves marítimas, podría comenzar los próximos meses del presente año. Este singular proyecto fue diseñado por el estudio de arquitectura Snohetta de Oslo y se encuentra dentro del Plan Nacional de Transporte de Noruega 2014-23 con una una inversión inicial de unos 250 millones de euros.

Este túnel evitará situaciones de peligro que sufren las tripulaciones de los buques que surcan el Stadhavet, ya que esta zona del norte cuenta con imprevisibles mareas y vientos.

Según la web oficial de turismo de Noruega, se prevé que las tareas de extracción de material rocoso comiencen en los próximos meses para que en 2023 esté abierto este paso que será denominado “Stad Ship Tunnel”, por el cual cruzarán entre 70 y 120 buques de todo tipo cada día, aunque tendrán preferencia los de grandes dimensiones, de hasta 16.000 toneladas.

Los historiadores ya habían documentado cómo los vikingos utilizaban esta zona para ‘arrastrar’ sus barcos para evitar recorrer el peligroso Stadhavet. Ya en 1874 se planteó por primera vez construirse un túnel pero hasta 1980 el gobierno de Noruega no realizó los primeros estudios de viabilidad. En 2015 se anunció su construcción, pero a finales del año pasado , Terje Andreassen, un gestor de proyectos para la administración costera, dijo:

‘En un paisaje tan delicado, el túnel tiene que ser algo más que una intervención en la naturaleza’.

Este singular proyecto se estima que dure 4 años de construcción contando con unas dimensiones de 1.700 metros de largo, 36 metros de ancho y 49 metros de alto. Contará con un sistema de iluminación LED brillante en el interior del túnel mientras cruzan los barcos, estimándose entre 70 y 120 embarcaciones diariamente.

El túnel se construirá primero mediante perforación horizontal junto explosivos para excavar la sección del techo. Una vez realizado, se aseguraría con tornillos y anclajes de hormigón proyectado aplicándose al resto del túnel.
Se excavará a un nivel de 12 metros bajo el nivel del mar con diques de piedra para que retengan el agua y alrededor de 3 .000 millones de metros cúbicos de roca tendrán que ser retirados según la administración costera.

Los dos accesos del túnel se realizarán usando la paleta de materiales de la península, con paredes de piedra arenada y cortada al hilo en sus arcos

Además, la propuesta actual para el túnel incluye la edificación de un puente cerca del acceso meridional para que los peatones puedan vislumbrar los barcos a su paso pasando por las bocas de los túneles esculpidos.
No existen en el mundo infraestructuras similares a este túnel. Lo habitual es encontrar soluciones a la manera del Canal del Mediodía, en Francia, 241 kilómetros navegables a cielo descubierto y entre árboles que unen el río Garona, en Toulouse, con el Mar Mediterráneo.

Hormigón Sustentable

By | Blog

Para definir la sustentabilidad del hormigón, es necesario empezar mencionando la importancia del diseño de una mezcla, ya que en esta fase se definen las propiedades del conglomerado. La durabilidad es la principal característica del concreto que lo hace ser catalogado como sustentable. Existen especificaciones en el código ACI que recomiendan el uso de determinadas relaciones agua – material cementante para generar hormigones durables, establecidos como tal desde el diseño de la mezcla.

Conseguir un hormigón durable, directamente influirá en otras propiedades como la impermeabilidad, resistencia al fuego, estabilidad térmica y la capacidad de bloquear los efectos ambientales nocivos a los cuales está expuesto.

De aquellas cualidades, destaca la importancia de la resistencia al fuego, ya que el hormigón se funde a una temperatura mucho mayor en relación a otros materiales de construcción usados para elementos estructurales (temperatura máxima que soporta: 900°C a 1200°C, dependiendo del tipo de hormigón), por lo tanto, evita la propagación de la inflamación generada, esto se traduce en mayor tiempo de estabilidad de la estructura antes de un posible colapso, si no llegase a colapsar, el hormigón afectado será fácil de reparar conforme a la severidad del daño.

Es importante acotar, que los nuevos procesos constructivos y de industrialización, tanto de las materias primas como del hormigón ya conformado, han adoptado una conducta amigable hacia el medio ambiente, disminuyendo emisiones de CO2, por tanto, el criterio de la sociedad sobre las aplicaciones en cemento y hormigón está cambiando en forma positiva. Es fundamental la difusión de las nuevas tecnologías para contar con métodos que generen conciencia de construcciones de calidad y sin alterar el medio ambiente.

Ing. Alexander Cadena, Coordinador Técnico INECYC

Fuente: https://content.bhybrid.com/publication/79b063ea/mobile/?alt=1 (págs. 14/15)

Concreto sustentable: realidad en Latinoamérica

By | Blog

Concreto sustentable: realidad en Latinoamérica

Escrito por Manuel Lascarro, director ejecutivo de FIHP.

A raíz de la cumbre de COP 21 donde diferentes líderes mundiales acordaron trabajar por la reducción de los gases efecto invernadero, y se suscribieron compromisos específicos por parte de varios países, se ha venido discutiendo a nivel local sobre el aporte del sector de la construcción en dicho escenario.

Si bien la sustentabilidad es un término relativamente nuevo, es frecuente que aún se confunda simplemente con el control ambiental, olvidando los aspectos económicos y de desarrollo que su definición involucra. Veamos algunas realidades regionales del sector de la construcción, para entender cómo el concreto premezclado debe ser visto en estos esfuerzos de sustentabilidad.

Para empezar, a diferencia de Alemania, Estados Unidos, Canadá, Noruega, Finlandia o Japón, la construcción en la mayoría de nuestros países presenta un altísimo grado de informalidad, entendiendo por ello el desarrollo de construcciones con poco o nulo control por parte de las autoridades, sin el cumplimiento de códigos de construcción y sin una planificación adecuada.

Cualquier autoridad municipal, sabe que regularizar una construcción informal y proveerla de servicios públicos puede llegar a costar mucho más a todos los contribuyentes que lo que cuesta una vivienda formal, con lo cual, el aspecto económico por si solo ya explica la necesidad de atender este fenómeno. Pero ¿y lo ambiental y lo social?

Desperdicios

Veamos: de acuerdo con un estudio contratado realizado en Colombia por el Centro de Estudios de la Construcción y el Desarrollo Urbano y Regional (CENAC), una vivienda informal puede llegar a consumir el doble de los principales materiales de construcción que una vivienda formal, explicado ello, en que no solamente hay desperdicios en la elaboración de materiales en sitio, sino además, pérdidas por robos, almacenamiento inadecuado, sobrediseños en la estructura o simplemente retrabajos por mala planificación.

Lo anterior, implica que las familias que por necesidad o por cualquier causa acceden a una vivienda de esta forma, no solamente están invirtiendo mucho más dinero en la compra de materiales, sino que están arriesgando su inversión al obtener una vivienda que posiblemente no ofrece seguridad estructural y que usa muchos más materiales de los verdaderamente necesarios. Ni hablar de la incorporación de criterios de durabilidad o vida útil, en este tipo de construcciones.

Ahora bien, si entramos a estudiar las cifras del concreto, hay países en donde la utilización de formas industrializadas de mezclado, como el concreto premezclado y el prefabricado, apenas alcanza el 4% o 5% del total de usos del cemento, mientras que en Alemania, Estados Unidos, Canadá, Noruega, Finlandia o Japón, estos mismos usos industrializados del cemento pueden ocupar entre el 75% y el 95% del total. China misma advirtió desde la década anterior el impacto que esta forma de utilización de los materiales tiene en la sostenibilidad y por ello, estableció que todas las ciudades de más de 5 millones de habitantes no podrían hacer mezclas artesanalmente y deberían utilizar concreto premezclado en sus construcciones.

Una empresa que produce concreto premezclado – partiendo de que la misma se ha establecido legalmente y cumple con las normativas técnicas – evidentemente puede acudir a una mejor tecnología de producción, desperdiciando menos insumos críticos como cemento, agregados y agua, y por ende generando una menor huella de carbono. Pero además, una empresa formal genera empleo, contribuye con impuestos y aporta a su comunidad vecina.

En resumen, si analizamos la forma como se construye casi la mitad de Latinoamérica, y la baja utilización del concreto premezclado en la región, podremos entender que la informalidad es en realidad el mayor de los problemas de sustentabilidad de nuestros países en este ramo, y actualmente debería ser el tema central de cualquiera de nuestros gobiernos interesado por la sustentabilidad en construcción.

Iniciativas

A nivel de la Federación Iberoamericana del Hormigón Premezclado, entendemos esa realidad y por ello estamos apoyando varias iniciativas. La primera de ellas, que ha iniciado en Colombia, se llama “Compra Formal, Construye Legal”, con diferentes gremios de materiales de la construcción, para crear consciencia en toda la cadena de la necesidad de apoyar la legalidad y la calidad, incluyendo, por ejemplo, el uso de proveedores de insumos legales y de laboratorios de ensayo de concreto acreditados.

La segunda iniciativa tiene que ver con la divulgación en Latinoamérica de los avances del Concrete Sustainability Hub del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), en la que puede ser la inversión más importante de la región en investigación sobre la sustentabilidad de los usos del concreto, y que documenta aspectos tan cotidianos como la implicación en ahorro de combustible en un pavimento de concreto cuando este es hecho de forma adecuada y durable.

La tercera iniciativa que apoya la FIHP tiene que ver con el Concrete Sustainability Council, en relación al aprovechamiento de una nueva certificación de abastecimiento responsable (ver edición Concreto Latinoamericano de marzo de 2018, sección Sustentabilidad) para que los países de la región cuenten con una herramienta que les permita fomentar que por lo menos los programas de inversiones públicas utilicen materiales de construcción – en este caso concreto – que provengan de fuentes formales y sustentables. La FIHP será el operador regional de este esquema.

Finalmente, en el marco del Programa de Edificios y Construcción Sostenible de la Acción Global para el Consumo y Producción Responsable de Naciones Unidas (10YFP), se está desarrollando un piloto con la certificación anterior para Panamá, Colombia y Costa Rica, que incluye la ampliación del estudio realizado por CENAC mencionado anteriormente, y que puede servir de soporte a los gobiernos para la toma de decisiones al momento de cumplir sus compromisos de COP 21.

En resumen, si queremos sustentabilidad en la construcción, tenemos que ir más allá de limitarnos a medir emisiones o calidad de agua, para promover, de la mano de nuestros Gobiernos, un aspecto que verdaderamente impactaría a nuestra región: la formalidad.

***

Manuel Lascarro Mercado es Ingeniero Industrial, y desde 2007 es el Director Ejecutivo de la Federación Iberoamericana de Hormigón Premezclado, FIHP. También es Director General de la Asociación Colombiana de Productores de Concreto – ASOCRETO.

 

Fuente: https://www.construccionlatinoamericana.com/reportajes/concreto-sustentable-realidad-en-latinoamerica/133548.article

Huesos de aceituna para fabricar cemento

By | Blog

Un grupo de investigadores de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV), en coordinación con expertos de la Universidad Estadual Paulista de Brasil, han desarrollado un nuevo tipo de cemento, más sostenible y económico, a partir de ceniza de hueso de oliva y escoria procedente de altos hornos.

Estos investigadores han partido de la base de que la producción, por ejemplo, de aceite de oliva o de aceitunas rellenas genera un residuo, que es el hueso, sobre el que se puede hacer una valoración energética, dando como resultado la ceniza. Actualmente, el hueso de aceituna ya es utilizado como un tipo de combustible o biomasa para las calderas.

“El planteamiento es utilizar esta ceniza de hueso en la preparación de nuevos cementos, llamados de activación alcalina, de grandes prestaciones mecánicas”, explica Jordi Payá, investigador del Instituto de Ciencia y Tecnología del Hormigón (ICITECH) de la UPV.

Este tipo de cemento incorpora también escoria procedente de altos hornos. Para su fabricación, asegura Payá, se muele el residuo de la combustión de los huesos y la escoria, que en sus dosis correspondientes se mezcla con agua. Según las pruebas que ha realizado la UPV, el cemento contiene aproximadamente un 20% de cenizade hueso de oliva y un 80% de residuos de escoria.

Grupo de investigadores/ Foto de: EL MUNDO

No cabe duda que la reutilización de residuos supone una ventaja medioambiental muy importante en términos de emisiones de C02. Tanto es así que con este nuevo material de construcción las emisiones pueden reducirse hasta un 20%, calcula el ICITECH.

Hasta el momento estos investigadores españoles y brasileños han conseguido fabricar morteros y hormigones de altas prestaciones, con resistencias suficientemente elevadas para su aplicación en construcción, especialmente para prefabricados.

 

Fuente: http://www.elmundo.es/economia/vivienda/2017/11/20/5a0d890546163f2b268b458b.html

Trabajo en equipo

By | Blog

Con el tiempo el concepto de hormigón y su funcionalidad en obra ha ido evolucionado, principalmente en los aspectos reológicos, relacionados con el manejo del material en su estado fresco. La demanda de nuevos elementos estructurales, la innovación en sus formas en edificaciones, su resistencia ante agentes nocivos, etc, han sido motivo de nuevos retos arquitectónicos e ingenieriles, los cuales han hecho que mediante la investigación cimentada en la química de los materiales, se creen ingredientes ajenos al cemento, agua y agregados para incluirlos dentro de una mezcla y cambiar las propiedades de la misma en beneficio de su desempeño.

Los aditivos para el hormigón son el claro ejemplo de un trabajo en equipo, entre la química y la ingeniería de materiales en busca de un mismo objetivo, ya que, como se mencionó, para establecer su identidad se necesita aplicar como base el conocimiento científico de la química, que se encarga de puntualizar la mezcla exacta de ingredientes para fabricar el aditivo, sin dejar de lado la compatibilidad con los componentes que reaccionarán con la pasta de cemento, generando propiedades especiales en la mezcla de hormigón. El papel que cumple la ingeniería de materiales, se enfocará en definir las proporciones óptimas de cada material para conformar la mezcla de hormigón, en la cual se adicionará el aditivo; este equipo busca en general la economía de la mezcla, el alcanzar la resistencia y su durabilidad a lo largo del tiempo, cumpliendo las necesidades o exigencias del proyecto.

Este complemento suele ser muy eficaz cuando un aditivo intenta adaptarse a los materiales específicos de una mezcla, ya que en general se tienen productos en el mercado que cumplen funciones determinadas, las cuales son de conocimiento de todos quienes de alguna u otra manera están ligados al mundo de la construcción con hormigón, como por ejemplo los retardos y aceleración del fraguado, inclusión voluntaria de aire, plasticidad de la mezcla entre los más comunes; modificadores de viscosidad, reductores de agua de medio y alto rango, inhibidores de la reactividad álcali – agregado, etc. entre los que han sido parte de los últimos desarrollos en la materia.

Precisión

El uso de aditivos, aunque parezca muy elemental, necesita de la asesoría de un especialista en la materia, ya que de otra forma existe la tendencia de mal interpretar el potencial que puede tener cada producto. En ciertas ocasiones, el no colocar el aditivo en las proporciones necesarias, suele generar retardos de fraguado perjudiciales para el correcto desarrollo de la resistencia del hormigón, o inclusiones involuntarias de aire; el no respetar el orden de colocación del aditivo, es otro de los problemas que se encuentra con frecuencia al momento de establecer un diseño, sobre todo en hormigón preparado in situ, donde se ha determinado que lo peor es añadir el aditivo mezclado con el agua para hidratar los agregados, donde el producto pasa a ser absorbido por el material pétreo y no a ser mezclado con la pasta de cemento para modificar sus propiedades.

En la actualidad, las grandes obras exigen especificaciones complejas, donde se hace necesario establecer diseños de mezclas de hormigón en base a dichas demandas. El uso de aditivos facilita en gran forma la correcta aplicación del hormigón en trabajos como revestimiento de taludes, hormigonados en clima frío, exposiciones del hormigón a sulfatos, hormigonados en sitios confinados o sin acceso, donde es considerable el uso de aditivos auto nivelantes, largas distancias de transporte del hormigón, hormigones de alta resistencia, influencia del clima cálido en el fraguado, hormigón sobre suelos húmedos, entre otros. Las normas donde se puede encontrar las especificaciones de estos productos químicos son ASTM C494, ASTM C1017, entre las más conocidas.

Ing. Alexander Cadena, Coordinador Técnico, Instituto Ecuatoriano del Cemento y del Hormigón, INECYC.

Procesos de control de calidad en el hormigón

By | Blog

“El Instituto Ecuatoriano del Cemento y del Hormigón (YNECYC) proporciona apoyo y asesoramiento al constructor para incrementar el valor de la obra.”

El Instituto Ecuatoriano del Cemento y del Hormigón (INECYC) es una entidad privada encargada de dar soporte a los constructores. Esta institución, sin fines de lucro, tiene una extensión: un laboratorio para realizar investigaciones y promover programas de certificación internacional a través del American Concrete Institute (ACI). Actualmente, cuenta con la designación mediante auditoría del Servicio de Acreditación Ecuatoriano bajo resolución 16400 del MIPRO, logro que ningún laboratorio ecuatoriano ha alcanzado hasta ahora en la rama de hormigón, cemento, agregados, mortero y relacionados. En este espacio, además, es posible realizar investigaciones del producto y las materias primas que componen el conglomerado.

 

La calidad del hormigón es un tema que ha ganado espacio en la construcción civil a nivel nacional, gracias a los grandes beneficios que se presentan al aplicarlo y, sobre todo, luego de evidenciar la devastación sufrida en el terremoto del 16 de abril debido al deficiente uso de materiales en las edificaciones. Lo que sucedió hace un año es un llamado de atención a la población para que adquiera consciencia sobre la forma cómo construye. Asimismo, es una advertencia para los dueños de las canteras y las empresas que fabrican hormigón, ya que ellos son los encargados de tener un producto en óptimas condiciones para poder usarlo sin problemas.

 

La frecuencia de los ensayos del hormigón dependerá de los volúmenes de fundición que se manejen en el proyecto, parámetro establecido por la Norma Ecuatoriana de Construcción (NEC) y el Servicio Ecuatoriano de Normalización (INEN). El trabajo se fundamenta en una serie de ensayos estandarizados que dictaminan si el material cumple o no con los criterios técnicos requeridos en obra. Es una manera profesional de hacer seguimiento a las propiedades de este material en estado fresco, ya que no basta centrarse en su resistencia final para considerarlo como el producto resultado de una buena mezcla o diseño.

Avalar la calidad de los materiales de construcción de un laboratorio de ensayo

 

“Las pruebas de laboratorio demostrarán el comportamiento y resistencia del hormigón en caso de un evento, como un sismo, y garantizará la seguridad”.

 

 

El soporte de un laboratorio de materiales de construcción es fundamental para minimizar la vulnerabilidad de una infraestructura. El correcto análisis garantiza calidad y sostenibilidad de la obra, y la responsabilidad del constructor.

 

Un principio básico, que debe conocer todo especialista en materiales, es entender que la resistencia del hormigón se determina mediante la compresión de cilindros estandarizados; mientras que la resistencia del cemento a través de la compresión de cubos de mortero.

 

En el hormigón no solo se realizan ensayos al producto final, sino también a sus materias primas: arena, ripio, cemento, agua de mezclado e incluso aditivos que normalmente se añaden.

 

Paso a Paso

El agregado grueso (ripio), por ejemplo, cumple funciones específicas como ocupar mayor volumen en la mezcla o proporcionar su resistencia característica. Por esta razón, es necesario conocer su aptitud ante su uso. la determinación del porcentaje de desgaste mediante pruebas de abrasión es un resultado que señala indirectamente la resistencia mecánica que puede soportar, así como el ensayo de colorimetría en el agregado fino (arena) establecerá si este contiene impurezas orgánicas que atenten en contra de la mezcla.

 

El cementante es el material más importante en una mezcla de hormigón, sin quitar importancia a los demás ingredientes. Su función es darle vida a lo que conocemos como hormigón gracias a sus propiedades. Para verificar su calidad, se aplican ensayos establecidos en las normas INEN 152, 490 Y 2380, que permiten definir la finura del cemento, resistencia, expansión, calor de hidratación, tiempos de fraguado, consistencia, etc.

 

los requisitos solicitados. El control de calidad no solo se verificará en laboratorio y planta, sino que también será necesario realizar una inspección exhaustiva en obra. Existe otra gran cantidad de pruebas que se aplican antes, durante y después del proyecto como las de mampuestos, mortero de enlucido e inyección, hormigón proyectado, extracción de núcleos y anclajes, que requieren del estudio de nuevas tecnologías en base a las normas vigentes. Es importante señalar que tener una conducta in situ garantiza la calidad de la obra y la aplicación del seguimiento técnico del material que se utilizará para construir.

Fuente: http://mundoconstructor.com.ec/noticias/883-procesos-de-control-de-calidad-en-el-hormig%C3%B3n.html